¿Te imaginas que todos viviéramos en casas hechas de ladrillos ecológicos?

Si se empezara a implementar estas diferentes tecnologías eco en todas las futuras edificaciones, nuestro planeta tierra daría un gran vuelco, ayudando a la problemática ambiental.

En la actualidad se están desarrollando múltiples inventos “verde” en la industria de la construcción para la ayuda de nuestro planeta. Por esta razón, surge diferentes ladrillos ecológicos, cada uno con componentes y características diferentes, pero con un mismo fin.

Empecemos con el ladrillo que absorbe el dióxido de carbono, diseñado en Japón. Su composición es a base de arena y mayormente de silicio en moldes especiales en donde se le inyecta el dióxido de carbono y luego otro componente para que se compacte el material. Es un material muy resistente, fácil de fabricar y un gran sustituto al ladrillo convencional, el cual está hecho de hormigón.

 

 

Lo que hace estos ladrillos ecológicos y especiales es que son pequeños depósitos de este gas tan dañino que esta acabando con nuestro planeta. Entonces al utilizar este tipo de material, se disminuiría el C02 en nuestro ambiente, siendo una ayuda más no una solución.

También podemos encontrar los ladrillos hechos de plástico reciclado creados en Colombia. Esta empresa lleva consigo un gran compromiso tanto social como ambiental, ya que la materia prima de este producto son los plásticos que se encuentran en los vertederos del país.

Es un 30% mucho más económico que el material utilizado comúnmente, por lo tanto es más asequible para las personas de con menor poder adquisitivo. El resultado final es una vivienda de calidad, que se puede ser construida por cualquier persona en pocos días, ya que su sistema es de encajes de piezas. Éstas son hechas de la mezcla del plástico fundido junto con otros aditivos para reforzar su calidad y resistencia.

 

 

Estos grandes avances son un gran sustituto del ladrillo comúnmente hecho a base de hormigón.  La fabricación de este material consume mucha energía, siendo parte culpable de alrededor de un 40% del C02 que produce la industria de la construcción, según estudios revelados.

Por si no lo sabías, este gas dañino es el principal culpable del cambio climático, junto con el metano y óxido nitroso. A mayor emisión de C02 en la Tierra, sube la temperatura hasta llegar a un punto que pudiera traer consecuencias apocalípticas; ocurriendo un desbalance en el equilibrio de la tierra. Por mencionar algunos ejemplos de estas graves consecuencias tenemos: extinción de algunas especies, inundaciones, blanqueamiento de corales, sequías, etc.

 

 

Por lo que los demás países deberían tomar como ejemplo, junto con el apoyo de sus respectivos gobiernos, la implementación de este tipo de construcciones amigables con el ambiente para así preservar a nuestro planeta.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados