Reciclar: Dándole una segunda vida a los objetos de casa

En este planeta hay dos tipos de personas: Los que acumulan cosas en sus casas y no saben qué hacer con ellas (La primera camiseta que le compraste a tu hijo cuando nació o si aún guardas el ticket del concierto de tu banda favorita y ya pasaron más de 6 meses,eres uno de ellos); y los que tiran inmediatamente lo “inservible” a la basura (aquí generas más desperdicio del que se pueda reciclar) entonces este artículo es para ti.  

 

 

Te daremos unos consejos muy prácticos que te servirán para ser más selectivo en cuanto a los desechos y puedas transformar “basura” en algo más útil.
Aquí te dejamos nuestra guía de reciclaje y reutilización de objetos “inservibles”

Vaqueros viejos

 

 

Quieres echarlos a la basura porque, aceptémoslo, ya pasaste a una talla más grande o más pequeña o simplemente porque están desteñidos o pasados de moda. Lo primero que te recomendamos es que los dones a la caridad, siempre hay personas en estado de necesidad que estarán muy agradecidas con la oportunidad. Si están  muy estropeados puedes convertirlos en maravillas para el hogar o de uso personal:

 

Percheros colgantes: puedes colocar tus útiles de escritorio o herramientas de bricolaje. 

 

 

Cojines decorativos: si lo tuyo es la decoración de interiores, esto te encantará.

 

 

Tapetes de mesa: Ideales y resistentes para cualquier mancha. Si tienes una mesa de madera combina a la perfección.

 

 

Porta móviles: ¿No es molesto tener que dejar tu móvil en el suelo mientras lo ponemos a cargar al otro lado de la habitación? Pues aquí una solución.

 

 

Aquí te dejamos un vídeo con más ideas para darle una segunda vida a tus vaqueros.

 

Frascos y botellas de cristal 

 

Se nos quedan  acumulados en la cocina generalmente y son los envases que nos queda de las salsas, verduras, tomate frito, entre otros. Verás que después de lavarlos, podrás apartar una buena cantidad para darles una segunda vida. Estas son unas ideas:
 
Ideal para hacer velas: si eres fabricante artesanal de velas, pues ponerlas dentro de envases reciclados de cristal ¡te encantarán!
Fuente: Happy Mothering

 

Envasar pasta dental casera: En un buen recipiente para conservarla. Aquí una receta para hacer tu propia pasta eco.

Fuente: Minimal Domesticy

 

Granos de arroz, semillas o menestras: Básicamente, cualquier tipo de granos de cereales que se te ocurra.

Perfectos para mermeladas o jaleas

Botellas de agua reutilizables: ¡Mejor que el plástico! El cristal conserva muy bien el agua fría o caliente y sabe mejor.



Papel en general

 

Si mantienes folios antiguos con información obsoleta puedes utilizar la cara de atrás para escribir ideas, recados y notas. También puedes reciclarlo en cuatro pasos muy fáciles:

 

  1. Corta en trozos el papel periódico que tengas en casa y remójalo en un recipiente con agua. 
  2. En una batidora pones la mezcla y comienzas a triturar hasta obtener una pasta homogénea.
  3. En una bandeja, colocas un bastidor de madera en forma de rectángulo tamaño A4  y echas una capa delgada de la mezcla. Cubrir con una tela y presionar con una esponja de forma uniforme.
  4. Dejar secar el nuevo folio sobre otro pedazo de tela. Esperar unas horas a que se seque y ¡listo! Ya puedes escribir sobre él.

Si no lo ves sencillo pincha aquí para ver un vídeo.



Zapatos viejos

 

 

Si son zapatos (botines, zapatillas) que aún puedes rescatarlos, a parte de donarlos, puedes utilizarlos como macetas o porta lápices. Claro, primero hay que darles una lavada y ya quedan listos.

 

Cepillos, botellas, bolsas y otros objetos de plástico

 

 

Es mejor evitarlos y buscar alternativas más ecológicas como cepillos de bambú, botellas de bambú o cristal o bolsas de tela. Pero sabemos que es casi imposible desde su boom por los años 60´s. Lo mejor es echar los desechos plásticos en el contenedor amarillo cuando ya no tienen oportunidad de otro uso. Pero sino, te traemos algunas ideas:

 

Cepillo dental: Como el artículo anterior que hemos recomendado en nuestro blog. Cuando ya nos los uses para cepillar tus dientes, previamente, puedes desinfectarlos con agua y lejía y luego utilizarlos para limpiar las superficies más difíciles de llegar de los baños.

Botellas: Puedes enjuagarlas después de su uso original y utilizarlas para llenarlas con otras sustancias de uso doméstico, como de limpieza.
 
Bolsas: Si conseguiste bolsas de plásticos nuevas en el supermercado, reutilízalas en tu próxima compra. También, las puedes cortar y meter los trozos en botellas de plástico que suelen utilizarse luego como ladrillos de plástico.

 

Como verás hay muchas maneras de reciclar o reutilizar muchos materiales u objetos antiguos o que ya no utilicemos en casa. Lo único que tenemos que hacer es dejar volar la imaginación y cambiar nuestra cultura de usar y tirar por las tres R´s: Reducir, reutilizar y reutilizar.

 

 

Escribe un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados