La realidad del Bambú Moso: la planta que mejor se adapta a tu vida y al medio ambiente.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el medio ambiente hoy en día es la tala de árboles y la deforestación, especialmente de los bosques tropicales. Utilizamos la materia proveniente de los troncos, las ramas y las hojas para producir papel, muebles, suelos, etc. Sin tener en cuenta que un árbol tarda en crecer y alcanzar su plenitud unos 50 años dependiendo de la especie. Es decir, un árbol que puede tardar 50 años en crecer quedaría talado en unas horas. Si se mantiene este ritmo, es obvio que en algún momento los bosques quedarán totalmente deforestados.

 

Sin duda es un gran problema con una gran solución: utilizar alternativas. Poco a poco se van descubriendo materiales que pueden sustituir la madera de los árboles, además del proceso de reciclaje. Una de las alternativas que más popularidad está obteniendo es la utilización de Bambú Moso (Phyllostachys edulis), también conocido como Bambú de invierno o Bambú gigante Moso y ¿por qué esta alternativa es posible si también se trata de una planta? Pues bien… ¡Ha llegado el momento de conocer y aprender un poquito más sobre esta fantástica especie!

Os dejamos unas curiosidades para que podáis descubrir porque en Brushboo utilizamos este material, y es que el Bambú Moso:

 

  • -es comestible, aunque no es el tipo de Bambú del que se alimentan los osos pandas
  • -es de rápido crecimiento (¡puede crecer hasta 30 centímetros en un día!)
  • -cumple con exigentes estándares de seguridad, dureza e higiene
  • -es una de las familias de Bambú más extendidas en el mundo
  • -tiene una gran facilidad para adaptarse a la vida en diferentes ambientes
  • -es originario de China central
  • -produce hasta un 30% más de oxígeno que otras plantas
  • -es una planta con la capacidad de lograr la certificación ecológica cuando se aplica en procesos de producción

 

Si bien es cierto que el transporte de esta materia entre países y continentes puede dejar cierta huella medioambiental (emisiones de CO2), también lo es que durante la corta vida de este Bambú (unos 5 años), la misma planta ha generado aproximadamente el triple de oxígeno para combatir esas emisiones. Es fundamental saber que, aunque las cañas puedan ser cortadas entorno a los 5 o 6 años de edad, la plantación se mantiene en todo momento constante y sana ya que se retiran los tallos maduros pero se mantiene la estructura leñosa mientras la planta madre continua brotando.

La utilización de esta planta no es actual, lleva miles de años utilizándose para la producción de distintos materiales culturales y cotidianos en el continente asiático. Si es cierto es que hoy en día se explota más su consumo dada la popularidad con la que han salido a la luz sus propiedades y beneficios. Actualmente este tipo de planta se utiliza para la producción de cientos de bienes, tanto de uso cotidiano como de uso decorativo o cultural.

Nuestros cepillos de dientes ecológicos ya se han unido a esta gran revolución y os podemos asegurar que no hemos sido los primeros, ni seremos los últimos.

 

 

El Bambú Moso es ya una realidad, ¡la realidad que más se adapta al medio ambiente!

¡Brushboo puede ser un buen comienzo para una vida eco!

Síguenos en Facebook o Instagram


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados