Finde detox: ¿Por qué es bueno un finde sin tecnología y en naturaleza?

¿Has escuchado hablar alguna vez del estrés digital? Es un término “nuevo” que nació en el siglo XXI debido al aumento del uso de dispositivos digitales, tales como los ordenadores, gadgets y móviles. Es el aumento en los niveles de estrés causados por los medios de comunicación, dispositivos móviles y redes sociales. Además, de la necesidad que nos causa estar conectados a toda hora, disponibilidad 24/7 y esto nos lleva a la compulsión de la necesidad de contestar todo tipo de notificación (ya sea en redes, mails del trabajo o personal, mensajería instantánea, etc) de manera inmediata. Es decir, una demanda continua de estar presentes virtualmente. ¿Identificado?

 

 

En consecuencia, este fenómeno nos está afectando a nivel de salud física y mental. No es broma. A continuación, enumeramos algunos efectos. Te ayudamos a identificarlos. 


A nivel físico, está el “text neck”. Es el desalineamiento de una o más vértebras o posturas anómalas por estar mirando hacia abajo (postura del móvil) un largo rato. El síndrome del túnel carpiano es otro mal que afecta a los tendones por la postura anormal de sostener el móvil. También se derivan otras malas posturas a nivel corporal. 

 

 

A nivel mental, está llegando afectarnos en un incremento del nivel de estrés, ansiedad por no llevar consigo el móvil, lo que deriva en “fomo” (en español sería miedo a perderse de algo), alteraciones en el sueño, adicción (estudios demuestran que causa una alta dosis de dopamina), dolores de cabeza y hasta depresión.

 

 

Según estudios de la OCU, 8 de cada 10 españoles, tienen una adicción a la tecnología. En suma, pasamos entre 2, 5 y 4 horas diarias pillados en el móvil. Esto deriva en que cada vez tenemos menos contacto social y físico con nuestros seres queridos, pudiendo afectar muchas veces nuestras relaciones interpersonales. Si quieres saber más, aquí te dejamos un test orientativo (no psicológico) sobre adicciones al móvil.

 

 

Suena estresante, ¿verdad?. Pero no te agobies. Si has sentido que este artículo te describe en muchos aspectos, aquí tenemos una solución que puedes adoptar como un hábito saludable en tu agenda. Si te apetece hacerlo con más personas o solo tú está bien. ¡Te animamos a intentarlo!




Escapada al campo


Es importante que reconectes con la naturaleza y tomes un respiro digital. Anda a algún lago o parque amplio, lejos de la ciudad y arma un picnic. Lleva un poco de comida para merendar, como frutas, verduras, 1 bocata del que más te guste y  1 botella con bebida para hidratarte.

 

 

¿Y el móvil? Pues, solo lo utilizas para algo indispensable. Pero en este caso, te aconsejamos que lo lleves contigo pero lo coloques en modo avión. De esta manera te mantendrás desconectado del mundo digital. Puedes pasar horas en el campo. Lo importante es que tomes aire fresco y limpio, disfrutes de los olores de la vegetación, disfrutar de una comida saludable en un entorno saludable. Si ya te pones más creativo, hasta podrías hacer unas flexiones, leer un libro o escribir con un boli en un folio ideas sobre un proyecto que quieras emprender.


Un finde en la playa

¡Aprovecha que hay buena temperatura! Si te es posible, planifica un finde fuera de la ciudad y busca la playa más cercana a ti. Lleva un par de bañadores, alójate en una casita modesta y procura que no tenga tele. Después de desayunar, coges un bañador, una toalla, sombrilla, una botella de agua, algo de merendar y crema protectora. Estás listo para ir directo a la playa. Colócate a metros de la orilla del mar y disfruta tranquilamente de la vitamina D que te regala un día soleado, de la fresca brisa del mar, el sonido de las olas y la sensación de la arena en tus pies. Báñate con precaución cada vez que te apetezca. 


 

Regresa a casa y date una ducha calentita. Verás qué relajo al final del día. No tendrás tiempo ni de revisar el móvil. Si lo llevas contigo lo pones en modo avión o, mejor aún, lo dejas en casa.



Regálate unas horas en el parque


Si no te es posible salir de la ciudad o del pueblo, pues ¡hay muchos parques! Ubica el más cercano a tu hogar. Puedes llevar una manta, bebida, comida y disfrutar unas horas del sol y el viento ligero. Móvil prohibido. Pon toda tu fuerza de voluntad. Desconecta. Puedes concertar unas horitas para ti y la naturaleza. Es el refugio ideal para oír tus pensamientos, reflexionar y ayuda a desarrollar tu creatividad. 

 

 

Estos consejos de ayudarán a reducir la carga de estrés digital y desconectar del móvil para encontrarte contigo mismo y la naturaleza.


¿Estás preparando tu escapada?

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados