¡Desnuda la fruta! Crónica de una guerra contra el plástico en los supermercados

¿Alguna vez has escuchado hablar del hashtag #desnudalafruta por redes sociales?

Es una campaña que lanzó Greenpeace junto a otras organizaciones dentro del movimiento #BreakFreeFromPlastic (libérate del plástico). Desde el 2018 comenzaron con esta maravillosa campaña a nivel mundial haciendo un llamado de atención a las empresas productoras y consumidoras de plástico. De hecho, se hizo un énfasis a las grandes cadenas de supermercados, quienes ofrecen alimentos envueltos en plástico de manera innecesaria, generando un gran volumen de desperdicios, los cuales generan más contaminación en nuestros océanos.

 

 

La odisea sigue, además, porque la gran mayoría de estas empresas, a nivel mundial, no se estaban haciendo cargo de los daños que causan, ni tampoco ofrecían muchas alternativas a sus clientes.

 

 

El boom del plástico: problemas y las consecuencias

 

En los años 50´s se dio el ‘boom’ del plástico, y la producción del plástico ha ido en aumento año tras año, alcanzando los 322 millones de toneladas (equivalente a mil millones de elefantes) en el 2015. Cabe destacar que dentro de esta cifra no se considera la fibra sintética que se usa en ropa, cuerdas y otro materiales, representando 61 millones de toneladas en el 2016.

A este paso, para el 2025 (dentro de 5 años), esta cantidad se duplicará.

 

 

Solo se ha reciclado el 9% de los plásticos producidos a día de hoy, otro 12% ha sido incinerado y el 79% restante se ha desechado en vertederos o permanece en el medio ambiente.

 

 

Más de 700 especies marinas se ven afectadas con la presencia de los plásticos en los océanos (más de 12,7 millones de toneladas de plástico contaminan nuestros mares año tras año).

 

 

Tomar acción


Según Greenpeace, no basta solo con limpiar la contaminación del resto, sino denunciar los hechos a las grandes empresas que generan millones de toneladas de desechos plásticos al año. Y así comenzó la lucha contra el plástico en los supermercados. Y así comenzó la campaña #desnudalafruta en España. Un grupo de ciudadanos españoles se organizaron para realizar una denuncia masiva a los establecimientos de venta de alimentos, mediante fotografías de frutas y verduras envueltas en bolsas de plástico (de un solo uso) y los posteaban en sus redes.

 

 

Darle visibilidad a este hecho, ayuda a concienciar a la comunidad de terminar con la cultura del ‘usar y tirar’. De esta manera, grandes empresas no solo harán un “mea culpa”, sino tomarán medidas correctivas y generarán cambios poco a poco con el objetivo de eliminar los plásticos de un solo uso que tanto daño hace a nuestro planeta.

 

 

Empresas que se unieron a la campaña en España

 

Da gusto ver cuando personas y empresas comenzamos a tomar conciencia sobre el daño que podemos generar en un largo plazo. Este es un ranking de las primeras 4 cadenas de supermercados que se han unido a la lucha, según Greenpeace España:


Eroski: Se comprometen a reducir un 20% de sus plásticos para 2025 y permiten a sus clientes llevar sus propios envases para las compras.

 

 

Lidl: Con una estrategia clara desde 2018, han ido cumpliendo sus compromisos de reducir el uso de plásticos al 20%. Y han eliminado todos los cubiertos, platos, pajitas y vasos de plástico desechables.

 

 

Alcampo: Con el objetivo más ambicioso de todos los supermercados, quieren reducir el uso de plásticos en un 50% para 2030.

 

 

Aldi: Al igual que otros, proponen reducir en un 20% los plásticos para el 2025. Sin embargo, la eliminación de envases sólo ha ocurrido en algunos productos de fruta y verdura. Su estrategia se centra en crear medidas de reciclabilidad, reducción del envase o sustitución por otros materiales.

 

 

Sin embargo, otros supermercados como Carrefour, que no se encuentra dentro de los top en realizar cambios en sus políticas, ofrece como alternativa mallas 100% de algodón en la sección de frutas y verduras para sustituir a las bolsas de plástico. También, han cambiado los envases de plástico por los de cristal para llevar aceitunas y encurtidos.

 

 

Dejemos la cultura del usar y tirar


Hasta llegamos a pensar que cada vez que hacemos la compra, tanto las frutas como las verduras, necesitan un envoltorio de plástico por medidas de higiene, pero la naturaleza ya se ha encargado de eso. Basta solo con lavarlas correctamente. Aquí te dejamos unos tips que puedes usar para su lavado.

 

 

Es importante tener en cuenta que la madre naturaleza ofrece todas las medidas de protección para el consumo de sus frutos, nos regala materiales orgánicos para fabricar productos que terminan siendo biodegradables, entre otros beneficios. Que los humanos, muchas veces, adaptamos nuestras costumbres por la rutina agobiante que vivimos, pero eso no significa que tengamos que agobiar también a nuestro medio ambiente.

 

 

¡Tú también puedes unirte a la campaña Desnuda la fruta! Cada vez que vayas a un supermercado y veas este abuso de uso de plásticos, tómale una foto y súbela a tus redes con el hashtag #desnudalafruta y etiqueta o menciona a la empresa responsable. ¡Juntos podemos cambiar esto!

 

 

Pequeños pasos generan grandes cambios

 

 

Escribe un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados