¿Cómo cepillarse los dientes para lucir una sonrisa más sana y bonita?

Sucede muy a menudo que nuestro día a día deja paso a las prisas y a las mil cosas pendientes por hacer, de forma que nos olvidamos de dedicarle el tiempo necesario a pequeñas pero necesarias rutinas como puede ser lavarse los dientes.

Debemos considerar que podemos reducir el tiempo empleado en esta tarea simplemente eligiendo y utilizando una buena pasta y un cepillo de dientes de calidad que se adecúe perfectamente a nuestra dentadura. La dureza de las cerdas es muy importante y afectará a nuestro cepillado, en Brushboo por ejemplo los cepillos se fabrican con dureza media que son perfectos para dientes y encías sanos. Se utiliza una dureza más blanda para dentaduras con encías sensibles. También es acertado afirmar que esta actividad debe realizarse varias veces al día para que podamos lucir una sonrisa bonita y sana: al despertarnos, después de cada comida y al acostarnos.

El tiempo de cepillado que se recomienda para llegar a todas las áreas es de entre 2 y 3 minutos y si por cualquier motivo no podemos cepillarnos después de cada comida, será importante que no olvidemos hacerlo cada mañana y cada noche. Además, nunca está de más que en esos momentos que no podamos cepillarnos nos tomemos un chicle sin azúcar, ya que con la masticación se estimula la producción de saliva, la cual ayuda a retirar restos de alimentos, se reducen los niveles de ácido que causan caries en la boca y se fortalecen los dientes.

Algunos pasos para que el cepillado sea más completo y podamos lucir tanto dientes como encías sanas son los siguientes:

  1. Sujetar el cepillo como si sostuviéramos un bolígrafo para no ejercer demasiado presión. Tendemos a hacerlo con el puño y esta técnica puede dañar nuestras encías.
  2. Para limpiar bien la parte delantera de los dientes: Combinar movimientos circulares con movimientos horizontales de izquierda a derecha (método del frotado).
  3. Para limpiar bien la parte trasera de los dientes Hacer movimientos verticales de abajo hacia arriba con el mango apuntando al techo.
  4. Cepillar las encías: La dentadura no se compone solo por los dientes, las encías son también una parte fundamental donde se acumulan muchas bacterias. Es fundamental cepillarlas haciendo movimientos verticales siempre en dirección hacia los dientes, tanto en la parte delantera de la dentadura como en la parte trasera. En la mandíbula superior de la boca, haremos movimientos de arriba hacia abajo, y en la mandíbula inferior, al contrario. En el caso de que las encías sangren, acude a tu dentista para que ese sangrado pueda ser corregido y no derive en enfermedades mayores como la gingivitis o la periodontitis.

 

¡Buenas noticias! Estos trucos nos ayudarán no solo a lucir una sonrisa más bonita y más sana, también nos ayudarán a mantener un aliento fresco y sin malos olores todo el día.

"Es más sencillo obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada".

William Shakespeare

 

it's easier to get what you want with an smile than with a sword


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados